Preparar una arquitectura de nube

7 pasos para simplificar la migración de las arquitecturas a la nube

CONTENIDO RELACIONADO

The Multi-Cloud Maze: 5 Principles for Success (El laberinto multinube: 5 principios para el éxito) ›

Al igual que la virtualización revolucionó la infraestructura de TI, el auge de la nube ha vuelto a cambiar el panorama.

Leer el libro electrónico ›

Admitámoslo: la mayoría de las arquitecturas de TI son complicadas. Y si está considerando la posibilidad de migrar a la nube, tiene razón al preocuparse por los enormes cambios que se requerirán en su arquitectura (y en su organización) a medida que lleve a cabo la transición.

La buena noticia es que si su empresa es como la mayoría, ya lo ha hecho antes. Y muchas veces. Cada tres o cinco años, revisa sus arquitecturas principales. Ajusta la forma de entregar las aplicaciones. Se esfuerza por aumentar el rendimiento, mejorar la seguridad y reducir los costes.

La mala noticia es que con la nube, las cosas serán aún más complicadas. Puede que no tenga control sobre los servicios. Puede que no sea capaz de codificar conexiones o hacer las cosas a la antigua usanza. Habrá momentos difíciles. Pero, como dicen, «Quien algo quiere, algo le cuesta». ¿No es así? Tendrá que planear el comportamiento del usuario, la conectividad y el ancho de banda apropiado.

Para que la transición resulte un poco más llevadera, hemos recopilado siete pasos importantes para que pueda empezar.

1. EVALUAR LO QUE TIENE

¿Cuál es el estado de sus aplicaciones? ¿Cuántas tiene? ¿Qué importancia tienen para el negocio? ¿Qué tipo de datos contienen y, lo que es más importante, qué dependencias hay entre ellas?

Empiece pensando en qué categoría se encuentran sus aplicaciones. Hay cuatro opciones:

  1. Adopción de SaaS
  2. Migración a la nube
  3. Adopción de un entorno híbrido
  4. Mantenerse donde están

2. DECIDA QUÉ APLICACIONES YA ESTÁN LISTAS PARA SER EXTERNALIZADAS A SAAS

Lleve a cabo primero la parte fácil. Identifique las aplicaciones de su cartera que son productos básicos virtuales. Es probable que tenga muchas. ¿Necesita realmente ser compatible con su propio servidor Exchange, su sistema de recursos humanos desactualizado o sus herramientas de automatización de ventas personalizada? ¿Vale la pena que su equipo o el equipo de OpEx se esfuercen en esto? Si no es así, ahórrese muchos problemas suscribiéndose a una solución de ventas, RRHH, productividad u otra solución apropiada. Deje que terceros hagan el trabajo duro. Obtendrá beneficios rápidos y palpables con SaaS.

3. ANALICE Y DECIDA QUÉ HACER CON EL RESTO

A continuación, tendrá que evaluar las aplicaciones que le queden y decidir cuáles moverá a la nube, cuáles actualizará para la nube y cuáles mantendrá tal cual.

Hágase las siguientes preguntas:

—     Si migramos la aplicación X, ¿cuántas cosas dejarán de funcionar?
—     ¿Dónde están los almacenes de datos?
—     ¿Cuáles son las dependencias?
—     ¿Qué servicios de red utilizan?
—     ¿Qué aplicaciones requieres soluciones alternativas a los procedimientos y protocolos normales para que funcionen?

Tendrá respuestas a esas preguntas para muchas de las aplicaciones. Para otras, puede que no sepa la respuesta hasta que realmente vaya a moverlas. Cuanto mayor sea el riesgo de rotura y cuanto más complicadas y menos conocidas sean las dependencias, más probable será que la aplicación se tenga que quedar donde está.

A medida que vaya determinando estas dependencias, documéntelas. Le será útil incluso aunque solo algunas de sus aplicaciones terminen en la nube.

4. ESTANDARICE

Examine sus políticas de entrega de aplicaciones y busque oportunidades para estandarizar y automatizar. Debería tener un número limitado de políticas de equilibrio de carga estándar (digamos, unas 10) en lugar de configuraciones ajustadas a particularmente para cada aplicación. Determine los niveles de almacenamiento estandarizados. Defina servicios de red estandarizados. Hable con sus desarrolladores sobre los beneficios de la estandarización y obtenga su compromiso. Cree plantillas para ayudarles a implementar las cosas de manera rápida y fácil.

5. SIMPLIFIQUE Y ASEGURE EL ACCESO

Pregúntese quién va a acceder a cada aplicación y desde dónde. Tiene que planear el comportamiento del usuario, la conectividad y el ancho de banda apropiado. Muchas de las aplicaciones que quiera migrar a la nube, ya sea privada o pública, puede que tengan que ser más fácilmente accesibles desde cualquier lugar. Moverlas a la nube supondrá menos tensión para la infraestructura.

También existen problemas de autenticación y seguridad; la mayoría de las empresas han utilizado tradicionalmente controles de red en lugar de aplicaciones para determinar el acceso. En una nube pública, es posible que tenga que adoptar nuevas tecnologías de gestión de identidad y acceso que no tenía antes.

6. PLANIFIQUE SU ARQUITECTURA

Al migrar a la nube, la arquitectura será diferente porque las construcciones no son estáticas. Para aplicaciones monolíticas como las bases de datos, los mecanismos que antes estaban ligados a direcciones IP específicas u otras construcciones constantes no funcionarán en la nube. Es posible que se necesiten equilibradores de carga adicionales o proxies que ayuden a proporcionar consistencia en un entorno en cambio continuo. Lleve a cabo puntos de control adicionales para asegurarse de que todo el mundo pueda acceder a sus aplicaciones de forma consistente y sin interrupciones.

7. RECUERDE QUE NO ES FÁCIL

Se trata de algo difícil. Como dijimos al principio, las arquitecturas informáticas son complicadas.

Aunque no sea fácil, vale la pena, aunque solo sea por el ahorro de costes (OpEx y CapEx) y la escalabilidad. Además, algunas empresas han logrado ahorros impresionantes con solo prepararse para la nube. Una vez que haya terminado de evaluar los inventarios de aplicaciones existentes, analizar las dependencias, documentar todo y estandarizar y simplificar todo lo posible, estará en la posición perfecta para decidir qué mover y cómo hacerlo. 

DESCUBRIR MÁS

Artículo

¿Se puede llegar a tener demasiadas aplicaciones?

Las aplicaciones son el eje central de la empresa moderna. Pero, ¿puede algo bueno hacernos daño cuando es demasiado?

Solución

Automatice sus soluciones de DevOps

Evite que los equipos de DevOps, NetOps y SecOps se retrasen entre ellos. En su lugar, opte por automatizar.

Historia de clientes

MAXIMUS simplifica sus operaciones con F5

Maximus confió en F5 para migrar sin problemas a AWS, automatizando procesos y liberando recursos.