BLOG

La nube, la COVID-19 y la escurridiza medida de la agilidad

Lori MacVittie Miniatura
Lori MacVittie
Published March 26, 2020
  • Share to Facebook
  • Share to Twitter
  • Share to Linkedin
  • Share via AddThis

Desde hace más de una década, el término nube ha prometido agilidad como uno de sus principales beneficios. Las encuestas y estudios a menudo citaban la elusiva y nebulosamente definida «agilidad» como un motor clave de adopción de todas las formas de nube.

En el pasado he sido escéptico ante tal beneficio porque es casi imposible de definir. Se trata de un beneficio impreciso, a diferencia de algo como el ahorro de costes, que se puede calcular, pronosticar y medir.

¿Pero cómo es la agilidad en la práctica? El éxito de la migración a la nube de cualquier proyecto requiere en realidad algún objetivo con el que la organización pueda medir sus progresos. ¿Cómo se cuantifica la agilidad? ¿Cómo se prueba para asegurar que se ha logrado? Cuando los objetivos son difíciles de medir, son casi imposibles de cumplir.

Los acontecimientos recientes con respecto a la COVID-19 y su rápida propagación en todo el mundo han proporcionado, sin querer, esa medición. Como mínimo nos ha dado algo más concreto que ser «capaz de adaptarse a las condiciones comerciales rápidamente cambiantes». Seguramente no existe ninguna condición empresarial que haya cambiado tan rápidamente como la de las órdenes para que los empleados trabajen y los niños sean educados «desde casa». Un día estábamos todos en la oficina y, al siguiente, en casa.

No importa en qué extremo de la cadena tecnológica se encuentre: ya sea usuario u operador, estas órdenes le han afectado. Los usuarios han sufrido cambios drásticos; sus entornos de trabajo se han alterado radicalmente en un solo día. Los canales de las redes sociales están llenos de historias, preguntas, peticiones de ayuda y quejas de los operadores a medida que intentan adaptarse a la nueva realidad. Hay cada vez más problemas; retos de seguridad, problemas de acceso. La migración de la oficina al hogar ha sido difícil para aquellos que deben asegurarse de que la actividad empresarial sigue adelante a pesar de la adversidad. Si la fuerza de trabajo está desorientada, entonces los operadores seguramente se han visto abrumados por el cambio repentino hacia una dependencia aún mayor de las aplicaciones.

Los expertos afirmaron durante años que la nube proporcionaría la agilidad necesaria para que las empresas continuaran funcionando en situaciones como esta. Pero hasta que nos enfrentáramos a un escenario común, nadie podría demostrar esas afirmaciones de una manera aplicable a todas las empresas.

Ahora se puede.

Para las organizaciones que ya dependen principalmente del software basado en la nube, este cambio repentino ha sido manejable, si no indoloro. Después de todo, la ubicación y los métodos por medio de los cuales los empleados accedían a ese software no han cambiado: el mismo navegador, las mismas credenciales, los mismos sistemas... Lo único que ha cambiado es la ubicación de los usuarios, y a todos los efectos eso no ha sido demasiado significativo. Tal vez hayamos tenido que volver a iniciar sesión. En general, el proceso no ha sido más ni menos doloroso que los cambios de contraseña corporativa trimestrales obligatorios que requieren una nueva autenticación.

Como muchos de nuestros clientes y empresas en general, F5 depende de Office 365 para un número significativo de flujos de trabajo. Esos flujos de trabajo han continuado sin interrupción incluso cuando los compañeros migraron a las oficinas de casa, en ocasiones de forma precipitada. Los equipos y Zoom nos mantienen virtualmente conectados. El correo electrónico sigue fluyendo. Al haber podido hacer una transición rápida, hemos podido centrar nuestra atención en cómo ayudar a los demás a adaptarse a esta nueva (y esperemos que temporal) rutina.

Gracias a la nube, millones de organizaciones e instituciones han sido capaces de ejecutar de manera similar y fluidamente el cambio de pasar a los empleados de las instalaciones a sus hogares para crear una fuerza de trabajo totalmente remota. Mi escepticismo ha terminado oficialmente.

Manténgase a salvo ahí fuera. 

Si necesita ayuda para el trabajo en remoto, no todas las aplicaciones son SaaS o están en la nube. Después de todo, estamos aquí para ayudarle. Contamos con tecnología y opciones de soporte para ayudar con la disponibilidad, el acceso remoto y la seguridad. También puede encontrar recursos gratuitos en nuestra sección NGINX. Y nuestra comunidad DevCentral, compuesta por personal de F5, profesionales y expertos, también es gratuita y está abierta las 24 horas del día para responder a sus preguntas y ayudarle a encontrar respuestas.

Connect with F5

F5 Labs

The latest in application threat intelligence.

DevCentral

The F5 community for discussion forums and expert articles.

F5 Newsroom

News, F5 blogs, and more.