HISTORIA DE CLIENTE

La plataforma Wallet de Ericsson impulsa la inclusión financiera y el empoderamiento con F5

VENTAJAS

Eficiencia de costes

Mayor capacidad para ampliar la plataforma en múltiples zonas geográficas

Protección avanzada contra ataques de ciberseguridad

Ericsson y F5 trabajan en colaboración para dar soporte a otros clientes

DESAFÍOS

Aumento de la flexibilidad, la seguridad y la escalabilidad de la plataforma

Garantizar el cumplimiento de múltiples normativas

 

El dinero móvil es uno de los mayores éxitos de la última década. Actualmente hay más de 1200 millones de cuentas de dinero móvil en todo el mundo1, lo que permite a la gente utilizar sus teléfonos móviles para transferir dinero fácilmente y acceder a servicios financieros de bajo coste y conveniencia.

Ericsson es un actor muy influyente en este espacio, y tiene planes importantes para capacitar financieramente a más personas en todo el mundo.

Desplegada inicialmente en 2011, la plataforma Wallet de Ericsson es utilizada ahora por más de 20 operadores móviles de todo el mundo para dar servicio a casi 300 millones de usuarios registrados. Con el apoyo de las soluciones de gestión de tráfico y seguridad de F5, la plataforma gestiona actualmente unos 50 millones de transacciones al día. Diariamente se procesan alrededor de 1000 millones de transacciones.

«Nuestro trabajo en este campo es importante. Nuestro objetivo es llevar la inclusión y el empoderamiento financieros a personas que antes no estaban conectadas, y hacerlo a una escala sin precedentes», afirma Christian Jartelius, responsable de M-Commerce MOAI en Ericsson.

El desafío

A lo largo de sus 145 años de historia, Ericsson siempre se ha centrado en ofrecer un futuro sostenible y conectado. La plataforma Mobile Wallet personifica esa visión, haciendo que el acto de enviar dinero sea tan fácil como enviar un texto, y recibirlo tan sencillo como recibir una llamada telefónica.

El reto al principio era hacer que la plataforma fuera lo más sólida posible, incorporando una serie de soluciones específicas para cada país que cumplieran la compleja normativa financiera y de soberanía de datos.

«Teníamos que entender el panorama financiero y la normativa de todos los países en los que queríamos operar. A continuación, tuvimos que crear un producto que cumpliera la normativa, pero también lo suficientemente flexible como para permitir la innovación constante y la mejora de los servicios», afirma Jartelius. «No se puede copiar y pegar de un país a otro y tener éxito. Hay que tener en cuenta muchas variables».

La seguridad fue otra de las prioridades, sobre todo porque el sector de los servicios financieros digitales sigue atrayendo a ciberdelincuentes cada vez más hábiles y decididos.

«La seguridad es fundamental para proteger los medios de vida de las personas. Manejamos dinero real producido por los bancos centrales de los países. Por eso tenemos que asegurarnos de utilizar siempre las medidas y las soluciones de seguridad más avanzadas», subraya Jartelius.

«Nuestro trabajo en este campo es importante. Nuestro objetivo es llevar la inclusión y el empoderamiento financieros a personas que antes no estaban conectadas, y hacerlo a una escala sin precedentes».

En muchas jurisdicciones, la normativa estipula que los datos personales no pueden salir del país, lo que supone un reto más para empresas multinacionales como Ericsson.

También hay consideraciones comerciales. Para garantizar que Ericsson pudiera aprovechar sus actuales canales de distribución y relaciones con los clientes, la plataforma debía admitir servicios relacionados tanto con las telecomunicaciones como con las finanzas.

Por ejemplo, los consumidores debían poder utilizar una cuenta monedero para recargar su crédito móvil de prepago o hacer transferencias de igual a igual a otros individuos y empresas. Además, la plataforma debía ofrecer comisiones a los agentes que ayuden a los consumidores a convertir el efectivo en valor monetario electrónico y viceversa.

Esencialmente, Ericsson necesitaba una arquitectura abierta que combinara capacidades seguras y de alto rendimiento de grado telco y de grado financiero en una sola plataforma. Esto incluía la necesidad de soportar requisitos financieros específicos, como la verificación de identidad de «Conozca a su cliente» (KYC, por sus siglas en inglés), la lucha contra el blanqueo de dinero y la financiación del terrorismo (AML/CTF), y la detección de sanciones.

La solución

Para hacer realidad sus ambiciones, Ericsson ha creado una solución integral de monedero móvil para que los usuarios puedan realizar fácilmente operaciones bancarias directamente desde su dispositivo móvil, como almacenar, transferir y retirar dinero. También pueden pagar a comerciantes y proveedores de servicios públicos, así como acceder a servicios financieros como ahorros y préstamos.

Otra característica clave es la integración del monedero con las soluciones de prepago existentes de Ericsson, lo que significa que puede combinar servicios de telecomunicaciones y servicios financieros en tiempo real. Para que los clientes puedan ampliar rápidamente su capacidad durante los picos de demanda, Ericsson utiliza las soluciones de gestión de tráfico de F5 para equilibrar las cargas en su arquitectura. Cuando se lanzó en 2011, Ericsson instaló máquinas físicas de F5 para este fin, pero desde entonces las ha actualizado a ediciones virtuales.

Ericsson también ha hecho un gran esfuerzo para garantizar que su plataforma sea altamente segura, con soluciones especializadas de F5 que proporcionan protección avanzada contra ataques de DDoS y otras amenazas específicas.

«Nuestra arquitectura de seguridad es extremadamente estricta», dice Jartelius. «No podemos hacer concesiones en este punto, y siempre tenemos que estar a la vanguardia».

Aquí es donde la colaboración de más de una década entre F5 y Ericsson destaca para beneficiar a los clientes de múltiples maneras.

«La flexibilidad y la funcionalidad que aporta F5 son realmente valoradas a la hora de apoyar a nuestros clientes en sus exigentes objetivos de mercado», afirma Jartelius con entusiasmo. «F5 ha estado con nosotros desde el principio y tenemos una muy buena relación. Por ejemplo, el equipo conjunto suele acudir con soluciones de las que ambos nos beneficiamos a largo plazo. Nuestra colaboración evoluciona constantemente y se fortalece».

Para ayudar a la plataforma a expandirse aún más, F5 está suministrando sus soluciones sobre una base comercial para alinearse estrechamente con el modelo de negocio de Ericsson. Esto da a los clientes el margen de maniobra para escalar los servicios de dinero móvil en línea con las demandas del mercado. También garantiza que los costes de los operadores móviles sean predecibles.

«La flexibilidad y la funcionalidad que aporta F5 son realmente valoradas a la hora de apoyar a nuestros clientes en sus exigentes objetivos de mercado».

Los resultados

La demanda de la plataforma Wallet de Ericsson sigue creciendo. Por ejemplo, Ericsson estima que casi la mitad de los consumidores del África subsahariana utilizan ya servicios financieros móviles, lo que supone un aumento de más del triple en los últimos seis años. Dado que hay cuatro veces más suscripciones móviles que cuentas bancarias, Ericsson y sus clientes están logrando claramente una mayor inclusión financiera.

A medida que se dispara el uso de las plataformas de cartera, Ericsson y sus clientes de telecomunicaciones también acumulan datos transaccionales que pueden utilizarse para obtener puntuaciones de crédito. El objetivo es ofrecer a los particulares préstamos personalizados con un riesgo mínimo. Como siempre, una plataforma sólida y segura será fundamental para la propuesta del usuario final.

«Nuestros clientes tradicionales, proveedores de servicios de comunicación, tienen ahora algo realmente valioso que pueden aprovechar y utilizar para ofrecer soluciones de esta naturaleza, más rápidas que las de los bancos tradicionales», explica Jartelius. «La oportunidad de negocio es inmensa. Un director general de uno de nuestros clientes de telecomunicaciones me dijo hace poco que este es ya uno de sus futuros negocios principales».

PRÓXIMOS PASOS

Ver todas las historias de clientes